Apúrense

Hotel Riviera en La Habana. En plena noche. Una mujer llama desesperada a carpeta desde su habitación, contígua a la mía desde donde escucho todo:

– ¡Hola! Vengan rápido, apúrense, discutí con mi esposo y dice que va a lanzarse por la ventana…

Se hace un silencio que imagino es mientras responden desde carpeta. Deben decirla algo así como: “Esto es un asunto personal” …Porque la mujer vuelve a chillar:

– Ya, pero la ventana no abre y eso sí es un problema de mantenimiento del hotel. Apúrense que mi esposo continüa insistiendo en arrojarse y la ventana no aaaaabre. ¡Vengan ya! ¡No se demoren! ¡Ábranla!

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorMentira perfecta
Artículo siguienteSeñales de vida

No hay comentarios

Dejar respuesta