Congruencias

No hay cambio fraude que valga…

El 23 de junio escribí un artículo titulado: “Incongruencias”, para entender su título hay que leerlo completo, en el que decía: “La noticia es que GAESA ha absorbido al BFI. Es decir, el Grupo de Administración Empresarial dependiente del MINFAR, dependiente del Consejo de Estado, dependiente de los Castro… se queda con el Banco donde están depositadas todas las cuentas de los incautos inversores extranjeros”.

Hoy, mes y medio después, un amigo me hace llegar la noticia de que ese mismo grupo GAESA se queda con Habagüanex y el resto de empresas dependientes de la Oficina del Historiador de La Habana. No es un asunto menor porque todo lo intervenido observaba un índice de crecimiento superior al mantenido por Gaviota, grupo turístico del MINFAR, las TRD, tiendas recaudadoras de divisas, y todas las demás empresas militares juntas.

La intervención ha estado dirigida por el mismísimo General de División Andollo Valdés, Segundo Jefe del Estado Mayor de las FAR y segundo jefe de la comisión permanente de implementación y desarrollo del modelo económico aprobado en el ültimo congreso del partido único… Lo que deja claro por dónde tienen intención de que vayan las cosas…

Para contribuir a acabar con todo esto, sigo la máxima de Montesquieu: “La libertad consiste en poder hacer lo que se debe hacer”. De ahí mi obsesión de los últimos meses por encontrar financiamiento suficiente para PODER HACER LO QUE SE DEBE HACER. Mientras, otros solo pierden su tiempo afirmando que defiendo un cambio fraude. La mediocridad no tiene límites. El filósofo Ortega y Gasset ya avisó que: “Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos”.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorFalsas promesas
Artículo siguienteLuces largas

No hay comentarios

Dejar respuesta