Determinación

Estoy feliz porque esta mañana fui al ambulatorio, lo que en Cuba sería el policlínico, y la doctora quería mandarme para el cirujano a un hospital. – “Stop, yo no tengo tiempo para eso, en mi calendario hay una fecha marcada”. Tanta determinación ha debido ver en mi respuesta, que sólo me ha preguntado: – “¿Cómo tolera el dolor?” Para hacer el cuento corto: ahora estoy en casa escribiendo esto…

Y esto que quiero escribir son unas reflexiones que a lo largo de mi vida han ido forjando mi carácter:

* Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana.

* Es más valioso un gramo de acción que una tonelada de intención.

* No hay varitas mágicas ni trucos que te proporcionen alcanzar tus metas, los objetivos se logran con tiempo, energía y determinación.

* No soy producto de mis circunstancias sino de mis decisiones.

* Va a pasar porque me voy a asegurar de que pase.

* Prefiero ser odiado por lo que soy, que amado por lo que no soy.

* Haz lo que quieres hacer antes de que se convierta en lo que te gustaría haber hecho.

* La determinación y la perseverancia mueven el mundo, pensar que otros lo harán por tí es una forma segura de fracasar.

* Lo que no se soluciona pasando página, se soluciona cambiando de libro.

* Si quieres llegar donde la mayoría no llega, necesitas hacer lo que la mayoría no hace.

* Tú tienes el poder de decir: – “Así no es como mi historia terminará”.

* La determinación es la regla que mide la distancia entre donde estás y dónde quieres llegar.

* Que tu meta hoy sea ganarle a tu mejor excusa.

…Ahora voy a descansar un rato porque estoy de antibiótico y calmantes hasta las orejas… y quedan días duros hasta el once de octubre…

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorLímites
Artículo siguienteA lo concreto

No hay comentarios

Dejar respuesta