Diez razones

Diez razones por las que de este año no pasan…

Ayer leí: No hay nada que fascine más a un autócrata que un desfile militar multitudinario. El régimen de La Habana echó el resto en la conmemoración del aniversario del comienzo de la revolución comunista que llevó a los cubanos a una dictadura que desde entonces les oprime. El reciente óbito de FC convirtió los fastos de este 2017 en un homenaje post-mortem al líder histórico del régimen, convertido con el paso del tiempo en una dictadura hereditaria. Los lemas de la convocatoria fueron “yo soy fidel”, “fidel es el pueblo”, “fidel es Cuba”, por si alguien tenía alguna duda de que el régimen va a exprimir la figura del comandante ausente. Abrió la parada castrense el paseo terrestre de una réplica del yate Granma, al que siguieron miles de soldados, a pie y a caballo. El acto contó, en la tribuna de autoridades, con la presencia de grandes amigos del régimen, como el narco-terrorista Timochenco, cabecilla de las FARC. Quienes guardan alguna esperanza de apertura más o menos rápida en la isla, devenida del famoso ‘deshielo político’, pueden ir entreteniendo el tiempo en otra cosa, si tenemos en cuenta el discurso oficial con el que se coronó el acto: “Cuba no abandonará uno solo de sus principios”.

Hasta aquí lo que leí. Lo que ocurre es que yo no tengo en cuenta ese discurso oficial sino la evidencia incontestable de los hechos. Resumo 10 motivos por los que el régimen no sobrevivirá a este 2017:

1) El valor añadido del carisma del tirano desaparecido no es el mismo dentro de la piedra donde dicen que lo han metido que en Punto Cero.

2) A su amigo Obama lo han echado a patadas con el rechazo a su pretendida clintoniana sucesora. Ahora llega un Trump que, aunque no tiene como responsabilidad hacer el trabajo a los cubanos, no va a marear la perdiz haciendo perder el tiempo a nadie con cesiones a los dictadores.

3) Venezuela ya no va a seguir sufragando nada. Bastante tienen los chavistas con demorar su irremediable patada en el culo. Hasta el Papa parece haberse dado cuenta, al fin, que con esta gente no valen las buenas intenciones.

4) Los inversionistas extranjeros ya comienzan a posicionarse contemplando la posibilidad de jugar a dos bandas. Con la dictadura y con quienes la derriben.

5) La recesión va a atacar con enorme virulencia al pueblo en forma de aún mayor escasez, y esto va a afectar también a miembros de la policía y la milicia cuyas familias van a ver cómo se incrementan sus penalidades.

6) Los gobiernos extranjeros, menos presionados por los intereses económicos que los sustentan, pues estos últimos ya se plantean sus inversiones en una hipótesis de democracia, comemzarán a exigir al régimen reformas de calado a cambio de su continuidad en el apoyo.

7) El régimen ya se ha quedado sin nadie que apueste desde afuera con ellos por el desarrollo tecnológico, clave para el sustento, pues todo el mundo sabe ya que invertir en eso ha supuesto hasta la fecha ser despreciado en cuanto conocen cualquier innovación y consideran prescindible al socio.

8) La última oportunidad que se les dió en forma de condonaciones de deuda a cambio de reformas, ha caído en saco roto. No han existido tales reformas, no han creado nada, necesitan nuevas líneas de crédito, y esta vez se van a encontrar todas las puertas cerradas.

9) Todos los cuadros intermedios viven inmersos en una terrible incertidumbre acerca de su futuro. A la mínima, se desgajarán del tronco principal arrastrando consigo a todos cuantos dependen de ellos. En la política provincial, en las fuerzas de seguridad, en la milicia, en el funcionariado y en el tejido empresarial público.

10) Se acrecentará la guerra intestina entre dos facciones bien definidas dentro de la élite, los del tuerto y los demás. Creen que los que ganen tendrán alguna oportunidad de negociar su impunidad… o al menos eso quieren creer…

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorFeliz 2017
Artículo siguienteConversadera

2 Comentarios

  1. Me imagino que el autor de este post vive en Miami, y finalmente al leerlo tuve que reirme porque eso lo estan diciendo hace 57 anos. jajajajaja “de este ano ono pasa” ah sin tener en cuenta las predicciones de Walter Mercado.

Dejar respuesta