Disculpas

Queridas amigas y queridos amigos, recibo toda clase de ataques contra todos los soportes que utilizo para comunicarme de parte de quienes no toleran ni entienden ni respetan los sagrados derechos de pensamiento, opinión y expresión. Afortunadamente estoy convencido de que les queda poco y la libertad se impondrá a la tiranía, la dictadura, la cárcel de las ideas y la coerción del pensamiento. Cuento con la ayuda de un extraordinario especialista informático que va resolviendo todos los problemas pero la vulnerabilidad de los soportes impide predecir que los ataques vuelvan a incomunicarme. Disculpas por lo sucedido y por lo que pueda repetirse. Sé quiénes están en la pelea conmigo, quiénes me apoyan, quiénes se interesan, quiénes observan, quiénes son incrédulos, quiénes se ríen, quiénes desconfían, quiénes maldicen, quiénes se oponen y quiénes atacan. Habrá tiempo para todos cuando el objetivo de democracia y libertad sea un logro definitivo.

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta