Dos boberías

Que nadie se ponga bravo…

Cuando se enferma una mujer:

– Estoy bien, sólo estoy un poco cansada.

Cuando se enferma un hombre:

– Escúchenme bien, estas podrían ser mis últimas palabras…

*************************

Un viernes…

– Siento tener que despedirte de la fábrica.

– Pero ¿por qué?

– Te demoras mucho en entender las cosas.

– Está bien, pero el lunes vengo a trabajar ¿verdad?

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorSin cambio fraude
Artículo siguienteComprar humo

No hay comentarios

Dejar respuesta