Dos meses

Ha llegado un momento en el que ya no debo hablar más, pero la cortesía me obliga a escribir sólo para explicar a los lectores de web y blog lo siguiente: ya no debo hablar más. Quien deberá hacerlo será el sucesor del tirano cuando asuma su cargo dentro de dos meses. Entonces muchos se sorprenderán de lo que diga mientras yo lograré el lugar que los resultados de mi pelea me harán merecer al tiempo que muchos listos y listas tendrán que reconocer su más absoluta ineficacia sólo comparable a su vanidad y prepotencia. El 21 de abril hablará el sucesor a no ser que alguno de estos iluminados o iluminadas acorte los plazos que yo me tengo marcados, lo que no creo desgraciadamente que vaya a ocurrir porque cuanto más leo a estos arrogantes ególatras más convencido estoy de que pierden a diario grandes oportunidades de permanecer callados o calladas para lo que dicen… y eso que son grandes especialistas en sólo decir…

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorApisonadora
Artículo siguienteParábola

No hay comentarios

Dejar respuesta