Economía cubana.

CLAVES DE LA FINANCIACIÓN AL GOBIERNO CUBANO.

Todos sabemos que en Angola se derramó sangre cubana, cuando el Comandante hizo suya la prioridad de liberar a aquel pueblo del sometimiento a intereses colonialistas. Bien, pues mantengamos en la memoria el nombre de este país africano mientras seguimos el hilo de esta historia. Interesante para los que tienen desviada la atención en la visita de Obama a la Isla o en las últimas bocanadas de Maduro en Caracas.

Puede parecer que si el régimen venezolano cae, el gobierno cubano entra en más problemas de los que tiene; y que si Obama va a La Habana es para crear una especie de vasos comunicantes de modo que mientras los privilegios provenientes del país venezolano desaparecen, los dólares estadounidenses los van a suplir. Craso error. Siempre he mantenido que el gobierno cubano tiene sus intereses, y que estos nada tienen que ver con las vicisitudes que padece el sufrido pueblo de a pie.

Repito, no olvidemos Angola para seguir la trama. El Departamento del Tesoro USA acaba de multar a una compañía estadounidense, a Halliburton, por violar las regulaciones del bloqueo, como llaman al embargo en Cuba. Y el gobierno cubano se lleva las manos a la cabeza mientras va sumando las multas que ya lleva impuestas la administración Obama: 49, por valor de 14.397 millones 416.827 dólares, ni uno más ni uno menos. Supongo que Raúl le mostrará la cuenta al presidente americano mientras toman unos mojitos. Pero esto no es lo importante.

Rascando, rascando… Resulta ser que esta Halliburton, entre otras muchas cosas, se dedica a actividades exploratorias de prospección de gas y petróleo en la provincia de Cabinda, en Angola. Y el Tesoro americano, que no es el gabinete de imagen de Obama, se huele algo raro, igual que yo. Sigamos. Otra compañía, en este caso brasileña, Odebrecht, por lo visto se dedicaba a financiar ilegalmente a Chávez en sus campañas electorales en Venezuela, y esta misma empresa es la que ha construido la primera fase del megapuerto Mariel, próximo a La Habana, haciéndose cargo de la infraestructura y de, esto es lo importante, la Zona Franca adjunta.

Sabéis, y si no os lo digo, que el gobierno cubano ha creado una Zona de Especial Desarrollo en torno a este puerto, ofreciendo privilegios fiscales a los que allí establezcan sus negocios. No se establece casi ninguno, pero al gobierno cubano esto le da igual. ¿Por qué? Prosigamos. Odebrecht, mediante una subsidiaria, administra el Ingenio Azucarero 5 de Septiembre en Cienfuegos, en acuerdo con la empresa estatal cubana dependiente del ministerio del ramo. Una subsidiaria de la matriz brasileña que también financiaba campañas electorales en otro lugar. ¿En dónde? En Angola.

Ya tenemos todas las fichas del dominó arriba de la mesa. Ahora recapitulemos: A una empresa norteamericana la pillan saltándose el embargo, tiene intereses en Angola y la multan, ergo los intereses en Angola tienen relación con el embargo, es decir, con Cuba. A una empresa brasileña la pillan habiendo financiado a Chávez y al gobierno amigo angolano. Es la misma que construye Mariel, justo donde se crea la Zona Franca, libre de recovecos fiscales, y la misma que es socia del gobierno cubano en lo del azúcar camagüeyano.

Conclusión: Angola es el vínculo. A donde van los dólares, y de donde llegan los dólares que financian el próspero entramado empresarial en que convergen todos los intereses económicos, manejado por el Consejo de Estado cubano a través del MINFAR, el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el que se dedica al tema de las guerras, como la de Angola, allá donde se derramó tanta sangre cubana.

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorAgro cubano.
Artículo siguienteLA PACIENCIA.

No hay comentarios

Dejar respuesta