El plan

Los mediocres siempre piensan que SUS límites son TUS límites…

Como sé que hay quienes andan intentando desacreditarme manipulando lo que escribo para defender la ineficacia de su causa partidista que no comparto, precisamente porque es partidista y no defiende intereses comunes sino sólo los suyos propios, ayer escribí una nota sin foto y sin compartir, pero con la sangre hirviendo. Ahora la repito detallando nuestro plan:

– Hoy mismo se reúne por vez primera un equipo de 12 juristas para elaborar una nueva Ley Electoral.

– En un mes, el borrador estará listo para ser enviado a 100 personas de prestigio dentro de la oposición, la disidencia y el exilio.

– Entre todos, convertiremos el borrador en un documento definitivo.

– Forzaremos su aprobación con todos los medios explicados ya. (Ver artículos “Caída del castrismo” de este pasado día 3, y “Comunicado” del día 8).

– Esta aprobación supondrá el comienzo del desandamiaje del aparato castrista.

– Cumpliré mis 60 el 11 Oct. en La Habana según el plan, lo que será prueba suficiente de que el castrismo habrá sido rendido, pues este hecho significará que mi actual prohibición de entrada habrá quedado revocada al reconocer la dictadura su quiebra.

– Se convocarán elecciones libres jugando con las reglas de la nueva Ley Electoral, y no con las del castrismo derrotado.

– Se inscribirán todos los partidos políticos que lo consideren.

– Se postularán como candidatos todos aquellos que decidan los comités electorales de cada partido inscrito.

– Se desarrolllará una campaña electoral limpia e imparcial.

– Se votará libremente y sin restricciones por todos los cubanos mayores de edad con independencia de su lugar de residencia. Incluidos los ahora presos e inhabilitados por motivos de conciencia, por discrepancia política, por heroismo patriótico, y por no aceptar sumisamente las reglas impuestas por la dictadura, y que serán excarcelados y rehabilitados con todos los honores tanto dentro de la isla como en terceros países según un nuevo marco de relaciones prioritariamente acordado.

– El resultado electoral supondrá la desaparición del PCC.

– Se constituirá la primera Asamblea democrática, en proporción a los resultados de los comicios.

– Se nombrará el primer Gobierno de la Repüblica libre, presidido por el candidato que decida el partido más votado en las urnas.

– Se elevará la nueva Asamblea a la categoría de ‘Constituyente’.

– Se redactará una Constitución que sustituya al panfleto comunista que viene rigiendo en las últimas décadas.

– Se someterá a referendo aprobatorio por el pueblo.

– Entrará en vigor y se creará a partir de esta Carta Magna todo el cuerpo legal por el que nos regiremos en tiempos de democracia.

– Se garantizará la plena separación de poderes, asegurando la independencia del Judicial.

– Se encausará, juzgará y condenará a todos los culpables de delitos reconocidos como tales por las nuevas leyes penales con efecto retroactivo aplicable a capacitarnos para imputar a todos los castristas encausables con suficientes indicios con carga probatoria. Nunca se negociará impunidad.

– Se consolidará así un verdadero Estado de Derecho con mención expresa del sometimiento de todos los cuerpos armados al imperio de la nueva Ley Primera.

Sólo dos apreciaciones finales: No nos interesa lo que pase en el periodo ordinario de sesiones que convocará para este junio la asamblea actual, sólo nos interesa forzar la convocatoria inmediatamente posterior de una reunión extraordinaria. (Vuelvo a remitiros al artículo “Caída del castrismo”). Y voy a entender cualquier polémica sobre lo escrito a un interés por distraerme del deber prioritario, así que haré caso omiso de todo comentario malintencionado.

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorComunicado
Artículo siguienteSiempre cubanos

No hay comentarios

Dejar respuesta