Falsas promesas

Ante la cantidad de artículos que vengo leyendo sobre impresionantes proyectos norteamericanos relacionados con campos de golf y sus correspondientes desarrollos inmobiliarios, quiero hacer una reflexión para dejar claro el tema tal como es.

El asunto es así: Al gobierno cubano no le interesa lo de los campos de golf salvo para sacar depósitos en divisas a inversores extranjeros con falsas promesas. Como los norteamericanos no pueden justificar, por ahora, esos depósitos, al gobierno cubano lo le interesan los proyectos norteamericanos relacionados con el golf. Así de simple.

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorMás fuertes
Artículo siguienteCongruencias

No hay comentarios

Dejar respuesta