Güajiro sabio

Camina un güajiro por el campo recogiendo fruta con un gran cesto, cuando al llegar al río ve a dos turistas bañándose completamente desnudas…

Al verlo, ellas se meten en el agua hasta el cuello y le dicen:

– No vamos a salir hasta que usted se marche.

El güajiro, levantando su gran cesto sin inmutarse, responde:

– No vine a verlas a ustedes, solo vine a dar de comer a los caimanes…

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorÚltima hora
Artículo siguienteSentido común

No hay comentarios

Dejar respuesta