Irreversible

Hace mil catorce días yo tenía prohibida la entrada en la isla y decidí no esperar a que la situación cambiara sino hacer que ocurriera. Evalué lo que tenía y lo que necesitaba y establecí un plan. Desde entonces han pasado millones de cosas… Cuba aún no ha hecho públicas las decisiones actuales, pero las conozco porque me siento orgulloso de haberlas forzado. Desde el inicio me propuse una fecha: el once de octubre de 2017, y un logro: obligar a que la isla comience un proceso irreversible a la democracia sin tolerar ninguna clase de cambio fraude.

Hoy falta un mes. Asumo y comprendo que quienes no conocen lo que hacemos no crean una palabra, pero no me preocupa porque tengo la plena convicción de que el régimen cubano va a emitir un comunicado que va a dejar con la boca abierta a quienes con toda la razón se muestran ahora incrédulos. Voy a resumiros la situación actual.

El día 28 de este mismo mes de septiembre nos reuniremos parte de mi equipo y yo con una delegación del régimen cubano en un lugar que aún no voy a desvelar. El régimen emitirá el comunicado en fechas inmediatamente posteriores y mediante el cual va a dar a conocer la suspensión del proceso electoral en curso, la admisión de una nueva ley electoral de corte democrático real, y la convocatoria de una mesa de transición en la que también vamos a estar presentes y que va a tener su sesión constitutiva en La Habana el once de octubre, exactamente el día que me marqué como objetivo.

No necesitan decirme que no me creen, ya lo tengo asumido, pero aguarden y verán…

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorTren cubano
Artículo siguientePresos políticos

No hay comentarios

Dejar respuesta