Justicia libre

Ayer escribí un post que considero incompleto, así que hoy me extiendo mucho más. Decía:

“No soy un justiciero sino un defensor de la JUSTICIA, por eso reclamo insistentemente ELECCIONES LIBRES. Cuando las haya, SIN FRAUDE, se producirán unos resultados proporcionales al sentir y pensar de cada votante a cada partido presentado. Conforme a esos resultados se constituirá una Asamblea o Parlamento que detentará el Poder Legislativo, es decir, la capacidad de dictar leyes. Éstas se aprobarán según la decisión de la mayoría representada, y se codificarán para todos los ámbitos vitales incluidos los penales. Entonces se podrá aplicar la EXCEPCIONALIDAD AL PRINCIPIO DE IRRETROACTIVIDAD para poder castigar los delitos de la ya para entonces superada dictadura. El castigo será conforme a lo contemplado por ese nuevo Código Penal que nos hayamos dado todos eligiendo en libertad. Y se aplicará con toda la CONTUNDENCIA que el Estado de Derecho permita en lo que sí podremos llamar DEMOCRACIA, LIBERTAD y JUSTICIA. Lo que no se haga así, será cambiar la tiranía comunista por una nueva en la que quieran imponer su voluntad otros nuevos… hasta que se vuelva a repetir la historia una vez más, sin haber aprendido nada”.

…Pero quiero añadir unos conceptos hoy, esenciales para entender qué reclamamos cuando reclamamos justicia:

La INDEPENDENCIA de los jueces no es un privilegio suyo sino el derecho de los ciudadanos a que decidan sin presión de nada ni de nadie. Para ser independientes han de ser jurídicamente técnicos, socialmente imparciales, políticamente neutros y económicamente suficientes. Las sentencias no han de ser utilizadas para intentar cambiar la sociedad, sino para aplicar las leyes. Las modificaciones de la estructura social corresponde al conjunto de los ciudadanos a través de los órganos del Poder Legislativo y del Ejecutivo que los representa al estar elegidos por ellos en libertad.

Un juez no puede comprometerse políticamente, por supuesto puede tener sus ideas políticas, pero el compromiso partidista o su simple apariencia hieren la imagen de independencia.

Cuestión distinta de la independencia, aunque relacionada, es la de la IMPARCIALIDAD en cada caso concreto. Sostengo el criterio de que tal imparcialidad en el proceso penal, lo es frente al acusado, entre el fiscal y la defensa y sin más sometimiento que al resultado de la prueba y a la aplicación de las leyes, pero que fuera de esto los jueces no pueden ser imparciales entre el bien y el mal, porque quienes pretenden esa equidistancia no son imparciales sino inmorales.

Por lo anterior, cuando se protegen los derechos hasta de los más despiadados asesinos, obligatorio en un Estado de Derecho ajeno a la barbarie, debe hacerse pero sin olvidar el dolor de sus víctimas.

Es frecuente confundir JUSTICIA, DERECHO y LEY. Si la primera es una virtud y el segundo una ciencia, la tercera es un precepto dictado por la autoridad competente en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia, conforme a derecho, y para el bien de los gobernados.

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorAsí no
Artículo siguienteRecuerdo

2 Comentarios

  1. Usted a espresado una sabiduría profunda que todos deberiamos estar conscientes de ella “La ley sin apoyo del poder no se hace cumplir y el poder sin regirse por la Ley constituida se convierte en injusticia”, e sufrido durante siete años hasta ahora de este actuar referido, tengo todas las pruebas, irrefutables que lo de muestran, todas las instancias a todos los niveles están conscientes de mis derechos constitucionales que me asisten, pero a pesar de que lo reconocido en documentos legales que en mi poder obran nadie hace cumplir la Ley y me dejan en estado de indefensión dando como consecuencia que los implicados funcionarios y mi contraparte impune prosiga cometiendo contra mi familia y mi persona mas ilegalidades amparadas en esta corrupción, inmoralidad, abuso de poder y todo cuanto a la bajeza humana pueda ser expresado. Busco alguien que se digne a de fender mis Derechos mas que violados y ponga fin y solución Conforme a lo legislado en la Carta Magna de la Republica de Cuba, mas nunca e tenido quien honestamente actúe ante tanta corrupción e ilegalidad Defendiendo mis Derechos como ciudadano. Estaré agradecido eternamente si usted pudiera orientarme. Solo me aferro a mi convicción y perseverancia de no seder ante lo que es la injusticia, la inmoralidad, la mentira, la burla y toda mezquindad de abuso que no solo en lo personal se comete en mi caso, esta forma de actuar es reflejo de un catastrófico futuro de un pueblo que en el fondo de su corazón anela un futuro mejor. Espero su pronta comunicación y explicar en esencia mi caso.

    • Zanón, he leído con interés y preocupación tu caso pero debes explicarme más ampliamente. Entra en donde pone CONTACTO en la cabecera de la web, y allí me explicas todo con detalle. Lo que escribas me llegará a mi correo personal y así mantenemos la confidencialidad. Un fuerte abrazo y ánimo.

Dejar respuesta