LA LIBERTAD

Hace mucho tiempo escribí lo que después pasó a ser un párrafo largo de la página 267 de mi novela: “Mi Casa Grande en La Habana”. Salvo que uno de los coroneles ya es General de Brigada, parece que lo hubiera escrito hoy mismo. Dice así:

“¿Quién manda hoy en Cuba? Su Constitución dice que El Partido, ok, pero en su cúpula ¿quiénes realmente cortan el bacalao? Los militares, no todos, doce en particular, como un equipo de fútbol con su coach. La verdadera selección nacional. ‘Equipo Cuba’. De entrenador: Raúl, único nombre que doy, con más de ochenta años. El resto: dos Comandantes de la Revolución, lo máximo; siete Generales, creo que todos Héroes de la República; y dos coroneles, uno de Inteligencia que lleva Economía y Planificación, y el otro Jefe de los Servicios de esa misma Inteligencia… y de apellido Castro. Este último, por ser quien es, de sólo cuarenta años ‘más menos’; los otros, salvo el otro coronel que tienen puesto para que las cuentas salgan (dos más dos igual a cuatro lo sabe todo el mundo; son cuatro, mira a ver para que te dé… que eres ‘de inteligencia’), de más de setenta como poco. Medio hay otro coronel (nota mía: el que ya es General) pero ‘así así’, desde que se divorció de Déborah, la hija de Raúl. Por ahora sigue mandando en el conglomerado empresarial de las F.A.R… aunque más antes, por esto ya hablé del coronel Castro como responsable real”.

Como he dicho, esto lo escribí hace mucho tiempo. La pregunta es: ¿cuánto más? ¿cuánto más vamos a esperar para unirnos y cambiar las cosas? El Congreso del Partido está a la vuelta de la esquina y el aludido coronel Castro se perfila. Lo lógico si no hacemos nada. ¿Quiénes? No miremos para otro lado, ¡nosotros!

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorDIEZ CATEGORÍAS
Artículo siguienteME OFREZCO

No hay comentarios

Dejar respuesta