Más fuertes

Creo en la Pluralidad de Pensamiento y en la Unidad de Acción.

En un país libre, donde el castrismo comunistoide sea un mal recuerdo con todos sus responsables pagando por el daño hecho, los ciudadanos (que entonces sí podremos llamarnos así) tendremos oportunidad de elegir con nuestros votos a los representantes que cada uno de nosotros entendamos que mejor representen nuestros intereses y el bien común.

Hasta entonces, deben encontrarse las fórmulas para acceder a este ansiado sistema de libertades cuanto antes. Muchas organizaciones dicen tenerlas. Demasiadas a mi entender. Tantas como para entorpecer el proceso más que impulsarlo. ¿Por qué este número desproporcionado? Todos sabemos o intuimos la respuesta. El caso es que debe provocarse la unidad en aras de la eficacia.

Es aquí donde me hice una pregunta: ¿Qué puedo aportar? Así llegué a la convocatoria de la reunión prevista para el 27 de agosto en Miami que conoce todo el que va a asistir, y que quien quiera puede consultar en numerosas publicaciones de mi blog en FB Ignacio Gimenez Cuba. De modo que voy a centrarme en el concepto de pluralidad de pensamiento.

Jamás he preguntado a nadie por qué defiende una u otra opción, me basta con saber que anhela la Libertad y la Justicia. Ni siquiera lo he hecho conociendo que respaldaba a organizaciones que han intentado torpedearme, sin éxito, comportándose con ciertos rasgos sectarios y algún modo de carácter similar al de regímenes despóticos como el que dicen combatir. Me han hecho reír y han provocado el efecto contrario, permitiéndome mostrar cómo son y así dejándome argumentar para recabar mayor financiamiento de parte de quienes entonces han visto claro que no eran ellos el camino a respaldar. En el pecado llevan la penitencia.

Tengo dicho y escrito que carezco de vocación política, y añado que tampoco la necesito como medio de ganarme la vida. Sólo espero establecerme en La Habana, seguir con mis novelas, y cumplir un sueño concreto que quienes me leéis ya conocéis. Cuanto antes haya Libertad, antes alcanzaré mis objetivos. De ahí mi apuro. De ahí mi implicación.

En el camino he tenido la oportunidad de conocer al impulsor de una iniciativa política, hemos tenido la capacidad de generar una confianza mutua indestructible, y me concedió el privilegio de poder revisar algunos documentos constitutivos previos a la formalización de su iniciativa en partido político. Estamos hablando del Partido Nacionalista Cubano (P.N.C.), que nacerá acompañado de un Proyecto paralelo denominado La Aurora.

Todo es complementario. Tengo convocada la reunión del 27 de agosto para hablar de Unidad de Acción, participo del Partido Nacionalista Cubano como parte de la idea que defiendo de Pluralidad de Pensamiento.

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorEl remolcador
Artículo siguienteFalsas promesas

No hay comentarios

Dejar respuesta