Presidente

Observo un doble juego que no comprendía hasta ayer. Cientos de voces claman por la unidad mientras cientos de organizaciones distintas se mantienen. Y muchos de los que claman por la unidad defienden postulados de tantas organizaciones diferentes. Debo ser bobo pero no lo comprendo. Mejor dicho, no lo comprendía hasta ayer. ¿Qué me hizo abrir los ojos? Una frase que me escribieron. Es esta: “Cada cual persigue su estrella”. Yo pensaba que sólo había una estrella que perseguir, una llamada Libertad, pero por lo visto hay tantas estrellas distintas como organizaciones existen. Y como no me gusta ser bobo, debo corregir esto. A partir de ahora no voy a perseguir la única estrella que pensaba que había que perseguir, lo que voy a perseguir es “mi” estrella. Comunico, por tanto, que voy a crear “mi” organización política para seguir “mi” estrategia junto a “mis” seguidores (con unos cuantos bastará) y gracias a todos los fondos que voy a reclamar para implementar “mi” proyecto. Ya no trabajaré ilusamente pensando en el bien común sino en “mis” resultados. Discúlpenme por no haber comprendido el juego hasta ahora. Solucionado. En pocos días comunicaré el nombre de la nueva organización de la cual me autonombro su Presidente. Ya soy uno más clamando por la unidad, pero desde “mi” organización. Mi nueva organización va a necesitar sede, celulares, computadoras, personal, salarios, viajes, conferencias, juntas, comités… y todo eso precisa fondos, subvenciones, grants, subsidios… Perseguir “mi” estrella requiere que invierta mi energía en organizar todo esto… Pero lo de la estrella llamada Libertad puede esperar… Vamos primero con lo importante, que “mi” estructura funcione para que me den fulas (o que me den fulas para que mi estructura funcione, no sé cómo va esto, ya me explicarán los expertos en estas cuestiones…). Mientras tanto, grito con fuerza: ¡Unidad, unidad, unidad! ¿Quién es el último en la fila de lo de las subvenciones?

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorSeñales de vida
Artículo siguienteAvancemos

No hay comentarios

Dejar respuesta