Reencuentro

Tengo un objetivo muy preciso que consiste en impedir que quien suceda a Raúl en abril, sea quien sea, tenga como razón de ser perpetuar el régimen. Tengo como objetivo muy preciso que quien suceda a Raúl, sea quien sea, apruebe inmediatamente una Ley de Transitoriedad Política que incluya una nueva Ley Electoral. Llevo 1142 días peleando en este asunto. En este tiempo he dicho, escrito y hecho infinidad de cosas. Unas bien, otras regular y otras mal. No voy a repetirme…

Hace diez minutos que ha finalizado una reunión a la que nuevamente acepté acudir en respuesta al requerimiento del régimen cubano. Pero a diferencia de la que tuvimos en octubre pasado, ni he sido yo quien ha ido a verlos allá sino que han sido ellos quienes han venido a verme donde estoy, ni he acudido solo sino acompañado por mis aliados norteamericanos con los que llevo trabajando desde mediados de noviembre…

En la reunión las cosas han quedado claras, tan claras que no veo necesario, incluso parece contraproducente según la valoración de mis aliados, que yo monte el show mediático que tenía preparado para hacerlo coincidir con la presentación de mi proyecto político anticastrista “Avancemos” prevista para este sábado 20 del presente mes de enero…

Así que voy a continuar estructurando este proyecto poco a poco y en silencio. Nos reuniremos en privado los 264 miembros que en este momento somos, elegiremos un Secretario General y él, o ella, vigilará que nuestra razón de ser vaya cumpliéndose. Tanto mis amigos norteamericanos como mis enemigos castristas saben que el show no lo anulo sino que me lo reservo para el caso de que no vea decisiones firmes de cambio real en la isla o decisiones firmes de ejecutar medidas letales contra la tiranía si no cambia…

En este momento creo que mi intervención no va a ser necesaria porque unos (por obligación) y los otros (con determinación) van a hacer lo que deben hacer y la perpetuación no se va a dar…

Por mi parte, he solucionado dos cosas: Mis enemigos castristas me van a dar un documento que me ayudará a garantizar que mi posesión del Hotel Riviera en La Habana no será negociable cuando los tumbemos… Y mis amigos norteamericanos me van a ayudar para provocar un reencuentro (el título de este artículo) que tenía preparado para el día del show…

Como elegiremos un Secretario General en “Avancemos”, yo voy a asumir el cargo de Director General de la sociedad que hemos constituido para hacernos con el Riviera en cuanto tumbemos a la tiranía…

Tengo un único problema que confío en que algunos de ustedes me ayuden a resolver: Cuando ataco al castrismo en las redes sociales (lo que continuaré haciendo), esbirros digitales de la tiranía provocan aluviones de denuncias para que me bloqueen y lo logran. Sin bloqueos yo puedo llegar a cientos de miles de personas en todo el mundo con los soportes que utilizo, pero cuando me bloquean (ahora mismo lo estoy) impiden que yo mismo pueda publicar en grupos por lo que necesito que alguien COMPARTA lo que escribo para que los que aguardan a ver qué ocurrirá este día 20 puedan leer lo que acabo de escribir y sepan los motivos que me aconsejan reservarme.

Gracias a quien me ayude a resolver esta cuestión. No lo hago por mí, estoy en otro nivel de pelea más allá de internet, lo hago por el respeto que siento por cada lector que se interesa por mis anhelos de libertad y mis desvelos por lograrla…

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorBloqueado
Artículo siguientePalanca

2 Comentarios

Dejar respuesta