Sangrante

Tremendo irrespeto para el cubano medio…

Me gusta correr largas distancias, de maratones para arriba. De hecho, he participado varias veces en el Marabana, con sus 42 kilómetros y 195 metros. Y esto requiere largos días de entreno, lo que acaba pasándote factura muchas veces en forma de lesiones. Como esta afición me acompaña desde hace muchos años, cuando aún andaba por La Habana visitaba con cierta regularidad policlínicos y hospitales para que me repararan. Por eso sé de lo que hablo cuando digo que la falta de medios convierte el teóricamente eficiente sistema de salud cubano en un auténtico infierno para cualquier paciente que no tenga medios suficientes para hacer contínuos “regalitos” a quienes pueden lograr a cambio que el desastre sea tolerable.

Todo esto viene a cuento por un artículo que un lector indignado me hace llegar tras haberlo leído en ese panfleto que ejerce de “órgano oficial del partido” llamado Granma. Y después de conocerlo, su indignación la comparto absolutamente comprobando el tremendo descaro y la absoluta falta de respeto que supone para con el cubano medio residente en la isla lo que el escrito expone. Con la coartada textual de “este esfuerzo permite al país obtener ingresos”, esto es lo que el órgano vocero de los jerarcas comunistas restriega por la cara de sus súbditos, a los que no podemos llamar ciudadanos tras soportar ataques como estos a su dignidad.

A lo que voy, este es el resumen del artículo: “La atención personalizada a los pacientes distingue al Centro Internacional de Salud La Pradera, ubicado en el oeste de La Habana. Institución con cobertura para brindar tratamientos médicos a personas aquejadas de patologías con resolutividad en Cuba por la experiencia alcanzada en el sector después del tiempo de la revolución. Los grupos multidisciplinarios de galenos tienen instrumentados diferentes programas de salud similares a los obtenidos por países del Primer Mundo. En sus corredores y locales prima el silencio, el orden, la limpieza, la luz y el entorno verde arropado por más de mil plantas, incluidos árboles de diversas especies y terrenos cultivados con arbustos y hierbas medicinales para emplearlas en terapias…

152 habitaciones con climatización, televisión por cable, agua fría y caliente, teléfono con comunicación nacional e internacional y minibar. Siete son residencias de 3 y 4 habitaciones con servicio de conserjería, cocinero y enfermera. La instalación mantiene servicio de restaurante y cafetería, piscina, áreas deportivas, tiendas, correo, peluquería, farmacia internacional… El paciente se encuentra en un ambiente agradable, acompañado las 24 horas del día. En el contacto con los médicos recibe la explicación correcta, con aclaraciones minuciosas. Se mantiene la comunicación frecuente paciente-médico por vía teléfono o correo electrónico…

Los pacientes califican al lugar como UNA OBRA HUMANA DE INMENSO AMOR”.

Obviamente, se trata de un Centro para pacientes extranjeros, cargados de divisas, que pagan por estos servicios al gobierno cubano para que este ofrezca a su propio pueblo, a cambio, la devastadora falta de medios que convierte en ineficiente, desganada, corrupta y sangrante la enorme mentira actual sobre el verdadero valor del logro revolucionario en este esencial asunto de la salud pública.

⛔️ Prohibida la reproducción total o parcial de este texto sin el permiso expreso del autor.

©® Todos los derechos están reservados y protegidos. Vulnerarlos supondrá enfrentar demandas judiciales.

💻 Mail de contacto: ig.gimenezg@gmail.com

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorElecciones 2018
Artículo siguienteMi novela

No hay comentarios

Dejar respuesta