Sumando

Siempre he querido creer que en el mundo de la demencia en que habita el castrismo aparecería un atisbo de cordura mínimo para comprender que es imposible mantener un régimen que objetivamente se desmorona, pero les da absolutamente igual la miseria del pueblo mientras ellos vivan como marajás aprovechando la ignorancia, el terror o el fanatismo de sus esclavos, la pasividad de la comunidad internacional y la connivencia interesada y egoísta de determinados inversionistas avalados por gobiernos cómplices de la tiranía y obligados por los recursos que esos mismos inversores aportan a sus estructuras de poder…

Pero llegó el US President y se puso para ello. Y me siento profundamente honrado por haber sido requerido para colaborar en el desenmascaramiento de toda la basura escondida y así dotar de mayor eficacia, eficacia definitiva, a todas las medidas adoptadas y por adoptar. Hoy comienzo a trasvasar toda la información que logramos detraer de la custodia compulsiva del régimen debido a su extrema peligrosidad para sus intereses endogámicos, datos con los que nos hicimos siguiendo un rocambolesco plan que detallaré cuando ya no pueda afectar a la seguridad de algunos de los implicados.

Me han pedido actuar en silencio, por eso escribo estas líneas de despedida transitoria pocas horas antes de comenzar. Sin embargo, quiero rogarles a ustedes que pongan su cabeza a trabajar en lo que llegará a continuación: un periodo de transición, ese que irá desde la caída del castrismo hasta la celebración de unas elecciones realmente libres. Vamos a desearnos éxito mutuo, ustedes me desean éxito en la labor que hoy comienza, yo les deseo semejante éxito en la tarea de encauzar los mecanismos del cambio. Dejen las luchas partidistas para la futura campaña electoral, ahora encuentren aquello que les une y dispónganse a cohesionar sus esfuerzos. Sumando, entre todos, alcanzaremos nuestro sueño común. Los líderes, que demuestren serlo. Y si no, que aparezcan nuevos…

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorSilenciarme
Artículo siguienteAguardando

No hay comentarios

Dejar respuesta