Unidos e invencibles

Aunque la libertad de Cuba es responsabilidad de los cubanos, de todos los cubanos, los de dentro y los de afuera, no está de más poder contar con el respaldo del presidente de la primera potencia mundial. A estos efectos, conviene recordar las palabras de Trump: “Castro fue un dictador brutal que oprimió a su pueblo y que ha dejado un legado de fusilamientos, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y negación de derechos humanos fundamentales. Si bien Cuba sigue siendo una isla totalitaria, espero (que mi elección) sea un paso para alejarse de los horrores que se han soportado demasiado tiempo, y también un paso hacia un futuro en el que el maravilloso pueblo cubano viva con la libertad que tanto se merecen. Aunque no podemos ni debemos olvidar ni borrar las tragedias, las muertes y el dolor causados, nuestra administración hará todo lo posible para GARANTIZAR que el pueblo cubano pueda comenzar su viaje hacia la prosperidad y la libertad”.

Sabemos que antes tiene que poner su casa en orden, pero no olvidemos su compromiso y tengamos confianza en que nuestras propias iniciativas para recuperar la libertad serán apoyadas sin fisuras por él y por todo lo que representa. Vayamos pues adelante. UNIDOS, DECIDIDOS, INVENCIBLES.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorDesesperado
Artículo siguienteSoñando con Cuba

No hay comentarios

Dejar respuesta